Paisaje y Naturaleza


Ecosistemas

Guadarrama cuenta con una gran diversidad de ecosistemas y paisajes. Esto se debe a las condiciones ambientales y a la gran variación altitudinal que presenta, prácticamente 1000 metros entre los valles y las cumbres. A medida que ascendemos por la montaña y alcanzamos las mayores alturas de la Sierra, la climatología se hace más dura y se van sucediendo distintas especies adaptadas a las nuevas condiciones ambientales. De este modo, en un territorio de tan solo 57 Km2,podemos observar matorrales de alta montaña junto a las cumbres, dehesas de fresnos y encinas en las zonas más bajas, bellos pinares con diferentes tipos de pino (laricio, resinero y silvestre) y sotos y riberas junto al río Guadarrama...

Sotos y riberas: 
Son los ecosistemas asociados a corrientes de agua. En este municipio lo encontramos junto al río Guadarrama y acompañando a los numerosos arroyos que surcan el municipio.

Los arroyos de montaña presentan en sus orillas especies como el brezo y en sus aguas frías y limpias habita la trucha arcoiris.

Los sotos del río Guadarrama, en los que el agua va a menor velocidad al haberse suavizado las pendientes, presentan sauces, chopos y fresnos. Estos parajes se encuentran dentro del L.I.C. de la Cuenca del Guadarrama (Lugar de Interés Comunitario que tienen como objetivo contribuir a garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres).


 

Dehesas: 
La dehesa es un ecosistema artificial que antiguamente estaba ocupado por bosques. En tiempos pasados se eliminaron árboles y matorrales, con talas, siegas, incendios controlados, roturaciones del terreno y por el ramoneo del ganado. Así se abrieron claros en el bosque que de no mantenerse restauraría el bosque primitivo, debido al proceso de sucesión ecológica. Podemos definirlas como la formación arbolada en la que la distancia entre individuos es lo suficientemente grande para permitir el desarrollo de los pastizales y de su utilización ganadera.

Están localizadas en zonas más bajas, por debajo de los pinares, en el municipio aparecen en la mitad oriental, están catalogados como Montes Preservados y constituyen el ecosistema humano por antonomasia. El saber tradicional de las gentes que han habitado estas sierras han posibilitado el mantenimiento de un ecosistema con una alta diversidad, que combina el aprovechamiento forestal, agrícola y ganadero. 

En el municipio de Guadarrama encontramos dos tipos de dehesas: las de fresno (Fraxinus angustifolia) y las de encina (Quercus ilex).

 

Embalse de la Jarosa
Incluido en el Catálogo de Embalses y Zonas Húmedas de la Comunidad de Madrid, se localiza junto a un pinar de repoblación del municipio.  Se trata de un ecosistema creado por el hombre, a caballo entre un ecosistema fluvial (río) y uno lacustre (lago o laguna). 

Ver mas ++

 

Pinares de montaña: 
Aunque de forma natural el pinar en la Sierra de Guadarrama se localiza entre los 1.600 y 2.100 m, en el municipio de Guadarrama la acción humana lo ha favorecido ocupando una mayor extensión e invadiendo zonas en las que debería predominar los robledales (bosques de roble melojo). Entre los pinares de Guadarrama destaca el Monte de Utilidad Pública “Pinares y Agregados” de La Jarosa en el que debido a sucesivas reforestaciones encontramos tres especies de pinos: pino laricio (Pinus nigra), pino resinero (Pinus pinaster) y pino silvestre (Pinus sylvestris). En las vaguadas, donde hay más humedad edáfica, aparece enebro (Juniperus oxicedrus), tejo (Taxus baccata), jara (cistus ladanifer), romero (Rosmarinus officinalis).

 

 

Matorral de montaña o piornal:
La vegetación de este ecosistema está adaptada a las extremas condiciones de la alta montaña: bajas temperaturas, nieve, fuertes vientos de aire frío... Las especies dominantes son el piorno (Cystus purgans) y el enebro común o rastrero (Juniperus communis). Podemos ver este ecosistema a ambos lados del Puerto de los Leones continuando por la línea de cumbres hasta la Peña del Arcipreste de Hita.